LANGOSTA DEL DESIERTO » Características y alimentación de esta plaga voraz

La langosta del desierto en un insecto de apetito voraz que puede arrasar con cosechas enteras en cuestión de minutos. Como su nombre te lo dice, son animales del desierto. En la naturaleza existen muchos insectos que son beneficiosos, pero la langosta con su insaciable apetito es una excepción. El altísimo número de individuos de sus enjambres la convierten en una plaga para la vegetación.

Insectos del desierto

En la naturaleza existen multitudes de animales que aportan beneficios a la humanidad. Entre ellos tenemos los insectos del desierto, de los que existen numerosas y diferentes familias, clases y especies. Entre el sinnúmero de insectos también existen las langostas, animal que por su voracidad es sumamente dañino para los humanos. Viajan de un lugar a otro, mientras tanto, van alimentándose de toda vegetación que encuentren a su paso.

¿Qué son las langostas?

Las langostas son una clase de insecto perteneciente a la familia de los acrídidos, insectos alados, masticadores y saltadores. Se destacan por la facilidad como migran de un espacio a cualquier otro ayudándose con los vientos como vehículo de transporte. Su aspecto es similar al de los saltamontes aunque su comportamiento es totalmente distinto.

Características de la langosta del desierto

langosta

Este pequeño insecto, se considera uno de los más peligrosos del desierto, y no también uno de los más peligrosos del mundo. Su existencia se asume como la de una plaga que se hace preciso exterminar. Por su actuación altamente rapaz, ha sido responsable de provocar hambrunas en muchos lugares y momentos. Este animal es capaz de desplazarse hasta por 150 kilómetros en un día, si las condiciones le son favorables.

Múltiples relatos narran lo devastadora que puede ser en relación las plantaciones agrícolas. Estos insectos, en su estado adulto, son capaces de consumir hasta dos gramos de alimentos recién brotados cada día. Imagina cuanto pudieran devorar sus enormes enjambres cuando se mueven de un territorio a otro. Se calcula que un enjambre pequeño pudiera comer, en un solo día, la misma cantidad de comida que comerían más de tres mil personas.

Por lo regular, tiene una vida solitaria hasta que llega la época de las lluvias, que impulsan el crecimiento de la vegetación. Es en estos momentos cuando permiten que la hembra desove en los suelos arenosos.

Cuando estos eclosionan, la vegetación emergente provee de alimento y resguardo a las nuevas generaciones de langostas hasta que se convierten en insectos adultos. Las lluvias estimulan el incremento de las poblaciones de langostas del desierto.

Las langostas de desierto, tienen la capacidad de criar de dos a cinco generaciones por año. En las regiones desérticas del continente africano se han desarrollado grandes enjambres de langostas que se han propagado por diversos países. Por esto, existen lugares (como Sudan y Eritrea) que se encuentran en condiciones un alto riesgo. Además, esta plaga es capaz de propagarse hasta países más al oriente como Arabia Saudí y el Egipto.

Hábitat de la langosta del desierto

La langosta del desierto es un tipo de insecto bien conocido por las consecuencias de su voracidad. Es un animal originario y endémico de África, Oriente Medio y Asia, se le encuentra en cerca de 60 países. Se encuentran en muchos países del mundo, pero actualmente, su presencia y desarrollo es mayor en algunas regiones de África. Su volumen es tal que se considera que pudiera cubrir hasta una quinta parte de la superficie de la Tierra.

Las langostas del continente americano, son solo uno de los múltiples miembros de esta familia, suelen vivir en lugares rocosos, como los cienpiés. Asimismo, se les encuentra en terrenos arenosos o fangosos, en los que suelen desovar. Se distribuyen desde la costa hasta bien entrada la plataforma continental. Acostumbran vivir, de manera solitaria, en grietas o madrigueras ubicadas debajo de las rocas.

Alimentación de la langosta del desierto

langosta

Las langostas son animales completamente herbívoros, se alimentan de una gran diversidad de plantas, incluyendo cultivos y plantas silvestres. En otras palabras, su alimentación se basa en hojas y vegetales. Algunas variedades se alimentan de frutas e insectos y cuando el alimento escasea inclusive comen langostas.

Un detalle interesante en las langostas es que seleccionan con cuidado lo que comen. Prueban cada posible alimento con sus antenas. Desde que toman la decisión, pueden comer el equivalente a su propio peso.

Reproducción

Las langostas son organismos de carácter sexual, es decir, llevan acabo el acto de la reproducción mediante la cópula. En ellos se observa la existencia diferenciada de los dos géneros (dimorfismo sexual). Son ovíparas, ponen sus huevos en dos formatos: individual y en manojos o racimos.

Una langosta puede depositar hasta 300 huevos en el suelo o entre la vegetación. Estos suelen tener una forma alargada y de una coloración marrón. Dependiendo del grado de humedad, en 12 días la nueva generación empieza a emerger. Alcanzan su estado adulto en un lapso que va de 30 a 60 días dependiendo de las condiciones climáticas. Cada adulto suele vivir varios meses.

Depredadores

Las langostas, como todo animal, también tienen sus propios aunque no muy variados depredadores. Ellas son a su vez, el alimento de pájaros silvestres y aves domésticas.